Cortinas romanas, elegancia, luz y armonía

Cortinas romanas, elegancia, luz y armonía

Cortinas romanas

Las cortinas romanas logran adaptarse fácilmente a cualquier lugar y decoración ya que están fabricadas con una tela especial que destaca su elegancia; además se pueden combinar fácilmente y se acomodan a las medidas de cualquier ventana.

Estas cortinas están hechas con paneles divididos por varillas que se encargan de tensionar la tela; los paneles se pliegan o despliegan mediante el movimiento de un cordón.

Las cortinas romanas cuentan con ventajas incomparables en cuanto a calidad; su acabado estético y sin costuras, hace que la duración de la cortina sea óptima, brindando además elegancia y estética. Las cortinas también generan un ambiente cálido y armónico debido a la constante entrada de luz, haciendo de los lugares, zonas amplias y confortables.

Material de las cortinas romanas

Estas cortinas están hechas  con una pieza de tela completa, lo cual permite que se puedan combinar fácilmente con la decoración de cualquier espacio. Los materiales de confección utilizados para fabricarlas, son; poliéster o algodón.

Es demasiado importante que antes de comprar unas cortinas, se tengan en cuenta los materiales, pues esto permitirá que  la limpieza sea sencilla. Además, una elección pertinente de los materiales hará que las cortinas se adapten completamente a los gustos de cada persona ya que de esto depende también la cantidad de luz que ingresa al espacio.

 

Limpieza para las cortinas romanas

Antes de comprar cortinas, debes pensar que la adaptación de espacios es muy importante, y en lugares como la cocina, lo mejor es evitar utilizar telas muy gruesas, prescindiendo así la absorción de malos olores y la aparición de manchas.

Durante el proceso de limpieza de las cortinas, lo mejor es aspirarlas para así poder eliminar por completo el exceso de polvo. Utilizar una aspiradora con boquillas intercambiables es una muy buena opción, pues se puede usar una especial para limpiar entre los pliegues. En el caso de las manchas y la suciedad, se puede utilizar una esponja para lavar la loza, esta puede ser  humedecida con detergente suave el cual posteriormente debe ser retirado con un trapo con agua y otro seco.

 

Estilo de las cortinas romanas

Elegancia, luz y armonía, esas son las tres palabras que mejor definen el estilo de estas cortinas. La forma perfecta en que se acoplan a cualquier espacio, hace que sean ideales al momento de decorar debido a la variedad de telas y colores. Es vital tener en cuenta que la claridad permite que los lugares se vean mucho más amplios de lo que en realidad son, por esto la utilización de las cortinas romanas es óptima para zonas pequeñas o amplias.

 

Colores de las cortinas romanas

Y para esas personas que buscan diversidad y originalidad pero no encuentran unas cortinas que se adapten a sus gustos, están las cortinas romanas, las cuales brindan esto y mucho más… La gran variedad de diseños, colores, estampados y tamaños las hacen ser perfectas para todos los gustos.

Las cortinas de colores básicos, son excelentes si se combinan con muebles, colchas, almohadas y otros elementos de colores fuertes, proporcionando así un ambiente  equilibrado al lugar. Los tonos claros como blanco o beige permiten la entrada de luz a los espacios, haciendo que las áreas pequeñas no se vean reducidas.

Tamaño cortinas romanas

La medida de las cortinas depende del espacio y/o medidas de la ventana en la cual se vayan a instalar.  Los gustos son variados al igual que los lugares, por esta razón es vital que se tengan en cuenta cada uno de los detalles, logrando así que la luz no se vea afectada y que la elegancia sea primordial.

La cortina debe contar con la medida exacta de la ventana, y si es muy pequeña, lo mejor será que utilices cortinas delgadas para no interrumpir la entrada de luz.

 

 

NUBE DE ETIQUETAS:   cortinas romanas

dejar comentario Comentar

(*) obligatorio

*
*